Mejor mini calefactor bajo consumo

comprar mini calefactor de bajo consumo

El verano ha terminado oficialmente y pronto cambiarás el sombrero y la crema solar por los guantes y la bufanda. También puede que estés pensando en cambiar tu ventilador por un mini calefactor de bajo consumo y de paso ahorras en la factura de la luz.

Tanto si trabajas desde casa esta temporada como si vas a la oficina, un mini calefactor de bajo consumo es una solución versátil y práctica para calentar zonas pequeñas.

Hay muchas razones por las que puedes querer comprar un pequeño calefactor eléctrico este año. Son baratos, no consumen demasiada energía y suelen ser portátiles, ideales para trasladarlos de un puesto de trabajo a otro.

Por eso hemos elaborado esta guía de los mejores calefactires de bajo consumo de este año. En ella, comparamos cinco mini calefactores asequibles, destacando sus respectivos puntos fuertes y débiles.

También hablamos de las diferentes tecnologías que se pueden utilizar en un pequeño calefactor eléctrico, de las razones por las que puede necesitar un minicalefactor y de los consejos para encontrar su propio calefactor en el mercado.

Les mejores mini calefactores del año

CalefactorModelos más vendidosPrecio
Pro Breeze Mini Calefactor Cerámico 2000W. Oscilación Automática y 2 Configuraciones de Temperatura.Ver Oferta
Brandson - Mini Calefactor cerámico 400W y enchufe - Mini Calentador - Temporizador de 1 a 12 horas - Termostato de 15 a 45 grados.Ver Oferta
Lood Minicalefactor portátil, con enchufe, pequeño con mando a distanciaVer Oferta
Brandson - Mini Calefactor cerámico 500W - Mini Calentador - Plug-in Enchufe - Mando a Distancia - Temporizador de 1 a 12 Horas - Termostato de 15 a 30 GradosVer Oferta

Nota importante: Los pequeños calefactores son para uso temporal y no están diseñados para funcionar las 24 horas del día. Evite dejar su minicalentador en funcionamiento durante varias horas sin vigilancia.

Tipos de mini calefactores: aire, convección, radiante

Existen varios tipos de calefactores de bajo consumo personales y es importante saber cómo funciona un calefactor eléctrico antes de comprarlo.

Esta guía se centra en los calefactores de bajo consumo, en particular en los calefactores cerámicos de aire forzado.

Calefactor con ventilador

Los calefactores de aire forzado o con ventilador constan de un elemento calefactor -bobinas metálicas o cerámicas- y un ventilador. La electricidad hace que el elemento se caliente, y el ventilador sopla aire caliente en la habitación.

  • Ventajas: Rápido de calentar, económico
  • Lo mejor para: Habitaciones pequeñas, poco tiempo de uso

Calentador de convección

Los calefactores de convección también utilizan un elemento calefactor, pero el calor se distribuye a través de corrientes de convección: el aire caliente asciende, forzando el aire frío hacia el calefactor, donde el aire frío se calienta a su vez.

  • Ventajas: Amplia dispersión del calor, silencioso
  • Lo mejor para: Habitaciones pequeñas o medianas, mayor tiempo de uso

Calefactor radiante

Los calefactores radiantes suelen utilizar luz infrarroja para generar calor. A diferencia de los ventiladores y los calefactores de convección, estos calefactores se dirigen a objetos sólidos en lugar de al aire, por lo que son adecuados para entornos fríos e incluso para el exterior.

  • Ventajas: Eficiente, conserva la humedad del aire
  • Lo mejor para: Habitaciones grandes y frías, exteriores

Algunos calefactores de sobremesa combinan elementos de diferentes tecnologías. Por ejemplo, algunos calefactores de convección utilizan un ventilador para acelerar la circulación del aire, y algunos calefactores de ventilador también utilizan tecnología de infrarrojos.

Otras tecnologías de calefacción no contempladas en esta guía -y menos comunes en los calefactores portátiles de sobremesa- son los calefactores rellenos de aceite y los calefactores micrométricos, que utilizan rayos electromagnéticos para calentar los objetos circundantes.

¿Por qué utilizar un mini calefactor?

Los minicalentadores pueden ser muy útiles en la oficina (o en el hogar), ya sea como alternativa o complemento a la calefacción central. Las razones para comprar un minicalentador son las siguientes

  • Son portátiles: Los minicalentadores para oficinas son pequeños y pueden trasladarse de una habitación a otra, dondequiera que haya una toma de corriente. Podrías llevar uno fácilmente al trabajo en una mochila grande.
  • Son eficaces en espacios reducidos: La mayoría de los minicalefactores tienen un rango de potencia limitado, pero funcionan muy bien en habitaciones pequeñas donde hay un pequeño volumen de aire que calentar.
  • Algunas habitaciones no tienen calefacción central: La calefacción central suele ser preferible a largo plazo, pero un minicalefactor de sobremesa es una alternativa viable cuando no hay un sistema de calefacción incorporado. La mayoría de las oficinas tienen calefacción central, pero puede que tengas que instalar tu puesto de trabajo en una zona sin calefacción, como un almacén.
  • Es posible que no tengas acceso a un termostato: Aunque una habitación tenga calefacción central, es posible que no tengas control sobre ella. Por ejemplo, si haces horas extras en la oficina, la calefacción puede estar apagada por la noche; o si vives en una residencia de estudiantes, la calefacción puede estar controlada por el administrador del edificio.
  • Son baratos: Los costes de funcionamiento de los minicalefactores dependen de su potencia y del coste local de la electricidad, así como del tamaño y la temperatura ambiente de la habitación, pero los costes unitarios de las máquinas pueden ser muy bajos.

Qué buscar en un minicalefactor

Aunque no hay un gran grado de variación entre los minicalentadores eléctricos de bajo coste, a continuación se indican algunas especificaciones y características en las que hay que fijarse:

Potencia

La potencia de un minicalentador afecta tanto a su consumo de energía como a su capacidad de calentamiento. En este rango de precios, la mayoría de los modelos se sitúan entre los 350W y los 1500W, y muchos tienen ajustes de potencia variables.

Los calefactores eléctricos son técnicamente 100% eficientes – transforman toda la electricidad en calor – pero esto no los hace necesariamente baratos. Ten en cuenta que la potencia de un pequeño calefactor eléctrico afecta directamente a su coste de funcionamiento.

Los calefactores pueden especificar su capacidad para calentar habitaciones de un determinado tamaño, pero se trata de estimaciones muy aproximadas, ya que el aislamiento de una habitación es tan importante como el tamaño.

Tamaño

El mejor calefactor eléctrico pequeño debe ser lo suficientemente potente como para calentar una habitación sin dejar de ser compacto. Los modelos de este rango de precios no suelen tener más de 250 mm de alto o de ancho; la mayoría miden alrededor de 150 x 150 x 150 mm.

Certificaciones

La certificación da una indicación de la seguridad de un producto. Sin embargo, algunos mini calefactores de bajo consumo también tienen características de seguridad especiales, como el apagado automático si la máquina se sobrecalienta o se vuelca.

Además, algunos componentes son intrínsecamente más seguros que otros: las bobinas de cerámica, por ejemplo, son más seguras que las de metal.

Oscilación

Un pequeño calefactor puede estar equipado con un motor que le permite oscilar. Esto proporciona una cobertura más amplia del área circundante.

Conexión inteligente o mando a distancia

Algunos calefactores portátiles pueden tener conectividad inteligente para el control remoto, pero esta función es poco común entre los dispositivos de gama baja.

Precio y coste de funcionamiento

El coste inicial de un calefactor de escritorio personal suele reflejar su calidad, potencia y gama de funciones.

Los costes de funcionamiento vienen determinados por la potencia de la máquina, el precio de la electricidad en la zona y el tiempo que esté encendida.

Sin embargo, si una habitación está bien aislada, el calefactor puede apagarse a intervalos sin causar una pérdida drástica de calor en la habitación.

Preguntas frecuentas sobre los calefactores de bajo consumo

¿Son seguros los mini calefactores?

Los minicalentadores son seguros si se instalan correctamente y se colocan en una superficie plana. Algunos aparatos se apagan automáticamente si se sobrecalientan o vuelcan.

¿Puede un mini calefactor sustituir a un radiador o a la calefacción central?

Un calefactor de sobremesa o un calefactor personal pueden calentar una zona pequeña sin necesidad de calefacción central. Sin embargo, la central de gas suele ser más barata a largo plazo, sobre todo para calentar espacios grandes y edificios enteros.

¿Cuál es el calefactor eléctrico pequeño más barato de utilizar?

Los mini calefactores de bajo consumo de menor potencia consumen menos electricidad (pero, en consecuencia, emiten menos calor). Los calefactores de convección mantienen las habitaciones calientes durante más tiempo, mientras que los calefactores radiantes pueden requerir menos energía, ya que pueden calentar a las personas sin tener que calentar una habitación entera.

¿Los mini calefactores eléctricos hacen que el aire se sienta seco?

Los calefactores de aire forzado o con ventilador suelen crear un ambiente confortable, pero pueden hacer que el aire parezca seco. Los calefactores radiantes o infrarrojos pueden ser más cómodos, ya que calientan los objetos directamente en lugar de crear aire caliente y seco.

¿Se puede calentar una habitación con un calefactor USB?

Un puerto USB 3.0 de bajada puede proporcionar un máximo de 1.500 mA o 1,5A, lo que se traduce en 7,5 vatios, bastante menos que incluso los minicalentadores de menor potencia. Por tanto, un calentador USB tiene una función limitada. Puede proporcionar un nivel muy bajo de calor para mantener calientes las tazas de café, por ejemplo.